miércoles, 18 de mayo de 2011

El Culto Infantil


Jesús en el Corazón del Niño



EL CULTO INFANTIL


El culto infantil es un  servicio  de adoración que por sus características es especialmente para niños; cuenta con todos los elementos tradicionales del culto cristiano solo con un enfoque y una orientación niño-céntricos.
El culto infantil es un componente principal en el discipulado de los niños, en un sentido dirigido hacia Dios y en otro hacia el niño.

1.    Hacia Dios: porque la esencia del culto infantil es guiar al niño hacia la alabanza y la adoración, elementos que hacen a los pequeño crecer en la fe cristiana.

2.    Hacia el niño: porque le da la oportunidad de adorar a Dios en un ambiente  apropiado a su edad. El culto principal de la iglesia no es una experiencia feliz para un  niño, pese a la tradición que se ha celebrado durante ya más de un siglo.

Los niños, debido a su propia naturaleza, no pueden estar sujetos, serios e inmovibles durante las horas que dura un servicio. El culto infantil enseña al niño que es posible adorar a Dios, sin tener que ser un adulto.




ELEMENTOS DE UN CULTO INFANTIL



1. El tiempo: El culto infantil dura desde una hora hasta una hora y media debido principalmente a dos razones:
a. por lo fugaz de la atención del niño (1x1). Cada actividad debe durar 10 minutos o menos.
b. por acomodarse al tiempo del sermón y la conclusión del culto para adultos.     
2.    La participación de los niños en el culto principal: el culto infantil empieza con una rápida participación de los niños en el culto general. Puede abarcar de 10 a 20 minutos antes del sermón. Los niños presentan un programa sencillo. Guiados por sus discipuladores, pueden dirigir unos minutos de alabanza, cantar un himno especial, repetir coralmente un texto bíblico, orar, testificar o repetir la lección de la semana anterior. Durante este tiempo el pastor puede presentar un sermón infantil.
Al programar el horario para el culto infantil, debe incluirse tiempo para planear la participación en el próximo culto.
Una vez que los niños hayan incluido su participación, abandonan la nave para continuar con su culto infantil en otro lugar.

3.    El lugar: El lugar donde se realiza el culto infantil debe reflejar el deseo del padre celestial en cuanto a los niños. Sacar a los niños, después de su participación, de una hermosa y bien cuidad nave para llevarlos a un lugar inadecuado o descuidado es el lugar destinado para el culto infantil debe ser confortable y apto para los niños y sus actividades.

4. Todo niño-céntrico: el culto infantil debe regirse por las reglas generales del ministerio infantil.
a.  La regla del salmo 122:1
b. La regla del 1x1
c. La regla de variedad en las actividades. Por ejemplo, no se debe tener 20 o 30 minutos de canto continuo, sino dos o tres bloques de 10 minutos espaciados por un buen número de otras actividades intermedias.
d. La regla de la participación de los niños. El culto infantil también es útil para iniciar y capacitar a los niños en varias áreas del liderazgo cristiano, tales como dirigir un culto o un coro.

  1. El equipo: Una buena distribución del equipo hará posible que no siempre todos tengan que estar en el culto infantil. Es posible que el equipo  se divida y varios grupos se hagan responsables del culto infantil durante determinados periodos de tiempo. El número de discipuladores presentes en un culto debe ser proporcional al número de niños asistentes; un discipulador por cada 12 o 15 niños.

  1. La instrucción previa: Antes de introducir a un niño nuevo a la enseñanza y experiencia de la doctrina y la liturgia cristiana, es mejor darles una breve instrucción sobre lo que es necesario hacer y entender. Esto les ayuda a participar correcta y sanamente en cada una de las actividades del culto infantil.

En caso de que un discipulador vea un problema, buscara en privado la oportunidad de corregirlo y de sugerir la actitud correcta del niño. Recordemos que nuestro ejemplo dice más que palabras.
Dentro del contexto de las doctrinas y prácticas cristianas es posible incluir enseñanza sobre el diezmo y las ofrendas, alabanza reverente, adoración, oración y la manera de testificar y cantar individualmente o en grupo.



EL SERMON INFANTIL


  1. Es niño-céntrico, ilustrado, sigue la regla 1x1, usa algunos de los 5 sentidos, tiene mucha participación.
  2. Es informal, casi una conversación. Emplea los métodos de Jesús de preguntas, respuestas, repasos y repeticiones.
  3. Debe ser cómodo para todos.
  4. Debe contener regularmente alguna sorpresa. Por ejemplo, puedes guardar tus objetos didácticos en una bolsa de papel, cuentas la historia con suspenso y sacas lentamente las ilustraciones o el objeto didáctico, y  la curiosidad de los niños será un gran impacto para tu sermón.
  5. Es breve. Desde el momento de invitar a los niños a acercarse hasta la aplicación personal, se usan de 5 minutos.
  6. Es sencillo, con un solo punto sin muchos detalles o por menores. Debe ser fácil de entender por  todos los niños.
  7. Es directo y personal, un mensaje presentado ojo a ojo, corazón a corazón, sonrisa a sonrisa.
  8. Es siempre positivo. No es el momento para regaños y quejas.
  9. Tiene siempre una aplicación concreta acompañada por la oración de los niños.



LAS SEIS A`s


Dar igualdad de prioridades a los niños implica en la mayoría de las iglesias locales una restructuración de las actividades que realizan en su programa semanal. Se hace necesaria la creación de más actividades especiales para niños, que pueden llevarse acabo a la par de los estudios bíblicos, cultos de oración, etc.
Un error serio de la iglesia contemporánea es pensar que si los niños están en las actividades para adultos es una experiencia edificante para los pequeños. Es todo lo contrario. La inmensa mayoría de veces los niños están lejos de pensar que la iglesia es el lugar mas feliz del mundo. En ocasiones es precisamente ahí donde no experimentan que Dios los ama y quiere que sean felices.
El programa de las Seis A`s (Alegría, Amor, Aprendizaje, Alabanza, Actividades y Acción) debe ser una experiencia buena para los niños.
Su esencia es la sorpresa. El programa, las actividades, los métodos y las ayudas visuales no debe repetirse por espacio de un mes.
La meta del programa de las Seis A`s es la comunicación, con énfasis en Alegría, Amor, Aprendizaje y Alabanza. La base del cumplimiento descansa en Actividades y Acción. Proyectos y trabajos manuales deben predominar en la hora.




Pastores de Niños y NIñas:

Jackson y Silvana Ortega

   
    













4 comentarios:

  1. Muy Bueno, en realidad fue de gran ayuda

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones es una obra grande que ayuda a los niños en una epoca donde ellos necesitan un buen aprendizaje. Att: Leandro Reyes.

    ResponderEliminar